Exfoliante de azúcar y cítricos

Aquí estoy de nuevo, después de un larguísimo descanso! Y vuelvo con cosas nuevas 🙂 Muchos más cosméticos que he ido probando, recetas sencillas, mil historias y cosas que os puedan interesar.

exfoliante casero azucar citrico

No me lío más y voy a lo que interesa hoy. Cómo hacer un exfoliante casero con cosas sencillas y que normalmente tenemos a mano. Vamos con los ingredientes, os pongo cantidades para que toméis las proporciones como referencia pero eso ya dependerá de la cantidad de exfoliantes que queráis hacer, del tamaño de vuestros moldes… También aprovecho para comentados que podéis encontrar todos los ingredientes en la web de Gran velada.

Exfoliante casero de azucar

  • 120 gr de azúcar granulada blanca
  • 1 cucharada de aceite de almendra dulce (si lo queréis más hidratante podéis usar aceite de oliva o de aguacate)
  • 6 gotas de esencia de mandarina
  • 5 gotas de aceite esencial de pomelo
  • 4 gotas de aceite esencial de limón
  • 7 gotas de colorante, yo usé colorante alimenticio líquido, lo encontráis en cualquier supermercado. En este caso mezclé amarillo (5 gotas) y rojo (dos gotas) para darle una tonalidad naranja, adecuada al olor que desprende el exfoliante (siendo que huele a mandarina no lo iba a teñir de azul…)

Y vamos con el paso a paso, ya veréis que sencillo:

  1. en un bol mezclamos bien el azúcar con el aceite de almendra
  2. añadimos los aceites esenciales y el colorante a la mezcla anterior y con ayuda de un tenedor, cuchara… vamos a seguir mezclando hasta que el color quede homogéneo.
  3. en un molde (da igual si es rígido o de silicona ya que se desmolda bien) vamos presionando bien el azúcar, os podéis ayudar de una cucharilla, tiene que quedar un bloque muy compactado.
  4. sin desmoldar, lo vamos a dejar secar 24 horas, también podemos ir secándolo con ayuda del micro a media potencia y a intervalos de 1 minuto aunque prefiero que seque al aire libre porque en el micro queda mucho más duro y puede arañarnos cuando lo usemos en la ducha.
  5. una vez seco, lo desmoldamos y ya está listo para usar.

Exfoliante casero de azucar

la foto 3

Exfoliante casero de azucar

Y como se utiliza, pues es muy fácil, si hemos usado un molde grande, cortamos el trozo que vayamos a necesitar en la ducha y con él vamos frotando la piel, de forma suave y en movimientos circulares.

Por supuesto que se puede usar otra mezcla de aceites, la que os he propuesto es para conseguir un exfoliante que revitalice nuestra piel y nos despierte bien con la ayuda de los aceites cítricos.

Al ser un producto natural la caducidad no es muy larga, ya lo podréis imaginar, además para que no se reseque demasiado recomiendo usarlo en el plazo de dos semanas, de esta forma nos aseguramos que va a estar fresco, que desprenderá los aromas que contenga y que no nos hará ningún arañazo.

Os ha gustado? Pronto habrá más recetas de cosméticos, estoy muy “cocinillas” últimamente 🙂

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s