Truco rápido y sencillo para unas manos hidratadas y suaves.

Queda poco para que empiece el otoño y con ellos esos pequeños problemas que afectan a nuestra piel. Hoy os traigo un truco que os ayudará a mantener las manos suaves, sin esa molesta sensación de aspereza… adios a las manos de leñador noruego! 😀

truco manos suaves e hidratadas

Continue reading

Rutina facial diaria (parte 2: mañana)

Este artículo lleva pendiente mucho tiempo pero nunca encontraba el momento, siempre había otro tema sobre el que quería escribir y dejaba este para la semana siguiente, pero ya vale de postergarlo y vamos al lío. Si hace unas semanas os hablaba de mi rutina facial nocturna hoy os hablaré de mi rutina facial de cada mañana, ya veréis que sencilla y rápida, si vais con prisas seguro que os gustará. Os voy a hablar de tres productos aunque la rutina consta solo de dos pasos, lo que ocurre es que para la fase de limpieza alterno dos, ahora los veréis.

rutina facial diaria de mañana

Ahhhh por cierto, antes de empezar, os acordáis que planté unas semillas hace poco más de una semana?? No he podido resistir hacer las fotos de los productos junto a los primeros brotes, qué os parece como están las pequeñas??? Prometo que no les he echado litros de fertilizante 😀

Continue reading

Cinco consejos para cuidar tu piel en verano

  1. hidrata por fuera y por dentro. Ya sabemos de la importancia de la hidratación para mantener la piel sana, tanto por dentro ingiriendo agua como por fuera aplicando hidratantes. En verano debemos intensificar ambas cosas, beber más cantidad de agua para evitar la deshidratación y aplicar hidratante de forma más asidua para evitar que la piel se seque, sobre todo después de pasar un tiempo expuestos al sol.
  2. consejos veranousa protector solar. Todo un clásico pero muy efectivo para que no notemos los efectos  negativos del sol en nuestra piel, arrugas, manchas… cosas de las que nos arrepentimos al cabo del tiempo. Usa protectores altos y recuerda renovar la aplicación cada poco tiempo, sobre todo si el factor es bajo, cuanto más bajo es menos tiempo debe pasar entre aplicación y aplicación.
  3. exfolia. Es lógico que no debes exfoliar si tu piel está irritada por el sol pero exfoliar cada 10 o 15 días dará mejor aspecto a tu piel, hará que tus células se renueven y que el bronceado dure más (no, exfoliar no te va a quitar el moreno… :D).
  4. evita las horas fuertes de sol. Lo único que conseguirás será una insolación, es mejor tomar el sol poco a poco y en las primeras horas de la mañana o últimas de la tarde.
  5. aprovecha toda esa fruta fresca de temporada que te aportará vitaminas extra y te refrescará. Al final de verano lo agradecerás y lo notarás en la salud de tu piel. Un consejo: las frutas de tono rojo son ricas en antioxidantes y una buena fuente de vitamina C te ayudarán a prevenir el envejecimiento y los catarros otoñales.